Faustoylos-lasaldelmarSimpleza. A veces, menos es más, y no son necesarios elementos extras más que dos guitarras, bajo y batería. Bajo esta premisa, la banda platense Fausto y los Isotónicos, nos presentó su segundo disco de estudio, titulado “La sal del mar”, luego de habernos compartido un EP el año pasado y su primer disco “Con un poco de ayuda de mis amigos” en 2015.

Y las palabras elegantes nunca son sinceras. Esto es lo que cantan los muchachos en el track que abre el disco, “Aunque respiro”, a lo que adherimos completamente. Mediante canciones sencillas, sin vueltas, expresan honestidad y ternura, navegando en una sonoridad indie que nos colma de melancolía.

Con poco se dice mucho a lo largo de estas ocho nuevas canciones, entre amores y desamores, tristeza y felicidad. Tal vez los protagonistas sean “Volverás”, el más rápido de ellos, una canción atrapante con coro pegadizo, y “Por el aire”.

Un disco para escuchar una tarde de primavera mientras miramos el sol desvanecerse.