Mateo Renzulli (Mateo de la Luna en Compañía Terrestrial) y Sol Marianela (Amor en la Isla) son dos jóvenes artistas que vienen hace años dedicándose a la música y sonando en los diferentes rincones de la escena independiente. Ambos cambiaron, pasaron por variados momentos musicales y lograron hacerse de un público fiel que los acompaña hasta hoy. Reunidos especialmente para Cuánta Rock, nos contaron en que andan actualmente y como se llevan con distintos aspectos de los últimos tiempos.

Sol Marianela forma parte de Amor en la Isla desde Mayo del año pasado, banda que nos acompañó en el Ciclo Cierre 2015. Este trío lo formó con Lucas Mariño y Nacho Flores, luego de que ella regresara de un viaje por España. Anteriormente, en 2014, había sacado su disco solista Hasta Nunca, que todavía sigue enamorando por distintas partes del mundo.

Mateo (de la luna), quien por sus inicios también era solista, se encontró con parte del equipo que lo acompaña actualmente y en 2010 comenzaron con la banda (en compañía terrestrial). Con distintos cambios en formación y trabajo, la banda actualmente sigue activa y en evolución constante.

08

Hoy por hoy, ambos se encuentran a la espera de sus próximos discos. Sol trabaja duro para que Playa Crocante de Amor en la Isla salga a fin de mes. Por su lado Mateo nos adelanta que se viene un disco muy distinto al anterior (La Energía, 2014), con un cambio de estilo, donde va a aparecer mucha más musicalidad, temas más largos y hasta otros simplemente instrumentales. “Es la primera vez que siento que estoy haciendo lo que quiero hacer”. 

Ya con temas que se vienen tocando en vivo, la banda promete una evolución en su sonido, principalmente en la incorporación de más sintetizadores y debido a su nueva formación. “Estamos pensando esto hace tiempo, sabemos lo que queremos hacer”

09

Tanto Mateo como Sol vienen de varios años tocando, compartiendo su música con diferentes amigos y llevando sus canciones a distintos lugares. Podemos decir que siguen viviendo una buena etapa, quizás sea una época que recordarán con mucho cariño por siempre. Casi todos los artistas y bandas tienen una época en donde no paran de tocar y vivir al extremo la posibilidad de salir a escena en distintos espacios. Vivir el fervor del momento es algo que los llena de sucesos y aventuras mientras se dedican a mostrar que hacen y compartir fechas con nuevas bandas. Es como un momento de locura en donde miles anécdotas pasan y quedan en la historia de esos grupos.

Quizás ambos ya estén más maduros musicalmente, y busquen orientar para nuevos caminos sus proyectos, debido a los buenos resultados que obtuvieron durante años de tocar y en base a su entusiasmo por seguir apostando a lo que hacen. Pero si bien la locura termino, todavía hay una fiesta que continua.

¿Viven esta etapa de sus vidas como una fiesta…?


Mateo:
Por supuesto, nosotros hacemos esto porque nos gusta hacerlo ahora, nos aspiramos a nada en el futuro. Está muy bueno tocar con bandas amigas y también las que nos gustan, eso es lo que para mí hace que una fecha este buena y que la gente la pase bien. Me gusta mucho salir a tocar, armar fechas, ser parte o estar al tanto de que está pasando, que se está haciendo, cómo se va armando, etc. Con el tiempo nos dimos cuenta que es la mejor forma para que las cosas salgan bien.06

Sol: Cuando salga Playa Crocante vamos a estar de fiesta. En realidad estamos trabajando muchísimo, a la espera y preparación del disco. Nos estamos esforzando bastante, una vez que salga, las cosas se van a empezar a dar solas. Hay veces que me despierto a la madrugada pensando en cosas para la banda.


¿Cuándo sienten que es necesario parar?

Mateo: Y ya hicimos ese parate. Tocamos durante varios años todos los fines de semana, en donde sea, en el lugar que sea. Pero ya paramos. De alguna forma la música que hacemos se fue complejizando en cuanto a la formación (incorporación de líneas e instrumentos). Es por eso que necesitamos un espacio que también se adapte a nuestras necesidades de sonido para que pueda escucharse bien. Por eso estamos planteando elegir y preparar las fechas bien para que puedan salir mejor y como nos gustan.

Sol: Ya paramos, a pesar de que estamos haciendo varias fechas por mes. Por un lado uno sufre un poco ir a tocar a cualquier lugar y decir siempre que sí, porque es un esfuerzo. Podes aceptar todo porque te gusta tocar pero tenes que ser consciente de los costos, o empezar a pedir que te rinda económicamente. Antes tocábamos todos los fines de semana, pero ahora concentramos la energía en mejores shows. Yo por mi parte estoy tocando hace muchos años, fue mucho tiempo de tocar y tocar, ahora cambiamos. Charlamos en equipo, planteamos lo que realmente nos sirve porque sentimos que el proyecto es muy importante.


¿Son conscientes de que a partir de que sus bandas empiezan a tener seguidores cambia la importancia de sus opiniones? ¿Se cuidan más a la hora de opinar y expresarse?

Mateo: Para mí es lo mismo, no le doy esa importancia. No uso redes como herramienta de interacción. Me gusta seguir gente, me gusta cuando la gente pone cosas, pero a mí no me sale. No me termina de cerrar. Me está costando la nueva generación. Además todo se malinterpreta, hay temas muy delicados, personas mal intencionadas y se tiene que hablar con mucha precisión. Me gusta hablar, me gusta debatir, me parece que es algo que construye, pero yo no lo hago por redes, salvo cuando hay un tema que trasciende y sentimos que no podemos hacernos los boludos, ahí si tenes que salir.

Sol: Te tenés que cuidar un poco más y pensar en lo que vas a responder. Podes seguir pensando lo que pensas cuidando tus respuestas, o no tener cuidado pero bancatela después.  Ahora todo lo que decís queda en internet, dijiste algo hace 7 años, te arrepentiste, y bueno, ya fue. Hay cosas que son muy delicadas de tratar y te sorprendes de lo que puede llegar a pasar.

Ellos pueden salir con una guitarra, ponerse a cantar, y llamar la atención de quien escuche. Porque los dos tuvieron una etapa en donde eran solistas, se plantaban con sus canciones y lograban algo que no cualquiera puede hacer; gustar. Pero también son grandes compañeros con los integrantes de sus bandas y forman grupos de unidad, demostrando que se adaptan a los cambios que una agrupación requiere.

Con Amor en la Isla, Sol logró dar un giro interesante cuando junto con Lucas y Nacho deciden unirse oficialmente (ya que venían tocando con Sol previamente en las fechas de Hasta Nunca). Si bien había una esencia que seguía en ellos, lograron mostrarse como banda en este nuevo proyecto que propone más rock y un condimento interesante de géneros plasmados en su música.

Mateo en “Mateo de la luna en compañia terrestrial” también pasó por el proceso de evolución que se dio a partir del trabajo en equipo y las decisiones que tomaron como banda. Si bien en sus principios se mantuvo una etapa muy fuerte donde primaba el acústico, se fueron tornando cambios a través de la incorporación de sonidos y permitiéndoles jugar experimentando cosas nuevas todo el tiempo. Llegando a la actualidad, la banda se muestra tocando ya con otra sonoridad y habiendo logrado mantener su esencia, esto seguro que vendrá desarrollado en su próximo material.

Seguramente ellos también cambiaron sus gustos musicales y conociendo bandas nuevas que les llamaron la atención debido a sus cambios de estilo. Las bandas con el paso de los años suelen cambiar por el hecho de una búsqueda de una identidad y a la vez debido a la suma de experiencia.

16

¿Son de escuchar bandas nuevas y seguirlas?

Mateo: Si, nos gusta mucho. Cada uno va compartiendo lo que descubre de distintos ámbitos musicales. Yo cuando escucho una banda y me gusta mucho, soy de fijarme como tocan, que formación tiene, quien los produce, como producen y demás.

Sol: Me gusta escuchar mucho bandcamp durante mi desayuno. Escuchar diferentes bandas todo el tiempo.

¿Se desilusionan a la vez de bandas que venían escuchando?

Mateo: Yo valoro mucho cuando las bandas tienen un progreso en lo musical, se la juegan en su trayectoria musical. Me guste o no. Creo que el arte es un poco de eso, buscar. Cuando las bandas sacan discos muy iguales me parece que no tienen mucho valor, si uno no busca y sale de su comodidad yo creo que se estanca.

Sol: Te desilusionas de las bandas como de las personas. Pero en realidad no me ha pasado. Son más las cosas positivas. Me gusta una banda, comienzo a escucharla y hasta termino armando fechas con ellos.

Les consultamos que opinan de la industria musical en Argentina y como creen que deberían ser las cosas para mejorar…

Mateo: Creo que es importante que tengamos en claro que es necesario hacer muchas reformas para que el músico pueda ejercer su trabajo. Más allá de que es lo que nos gusta, es un trabajo, y está bueno poder hacerlo de forma digna y en algún momento vivir de esto, y que no solo lo hagan 5 bandas que mueva un monopolio musical. Desde ya hay que cambiar mil cosas.

Es necesario que haya una movida musical. Hace tiempo que vienen saliendo bandas nuevas y está bueno que se fomente la aparición de bandas que logren un nuevo sonido en la escena

Siento que hay toda una camada que agarraron un mismo estilo musical, y me parece que hay otras bandas que vienen con otro concepto agarrando nuevas tendencias y me parece interesante que se les de espacio. Yo creo que la música tiene que modernizarse, somos una cultura que vive con música electrónica.

Sol: Es tan difícil sacar un disco, es muy caro, y la cultura es super importante. Es muy frustrante cuando no hay ayuda. Para que funcione mejor tiene que haber sellos para todos los estilos, acá no existe un sello alternativo grande, necesitamos apoyo económico a la industria cultural alternativa y necesitamos ayuda a la música independiente y no solo a los conciertos de cámara.

MUCHAS GRACIAS A MATEO RENZULLI Y SOL MARIANELA POR PARTICIPAR CON TANTA BUENA ONDA DE ESTA NOTA.

FOTOGRAFÍA: BRENDA CARBALLO
DIRECCIÓN Y ASISTENTE DE FOTOGRAFÍA: BELÉN POLIDANO
PRODUCCIÓN CUÁNTA ROCK