Hemos hablado sobre bandas emergentes de La Plata en distintas ocasiones y, sobre todo, de la movida en Capital Federal. Pero había una zona del gran Buenos Aires que no podíamos obviar, porque es nuestro lugar de origen: zona oeste. Nacimos y crecimos en el lejano oeste y por lo tanto decidimos reunirnos con ciertos personajes del ambiente under del mismo para contarle a la comunidad que es lo que está pasando cruzando la General Paz y agarrando la Autopista del Oeste.

Bandas de todo tipo, agite, sellos independientes, algunos lugares que bancan el arte y no buscan llenarse los bolsillos a costa de los grupos y otros que sí – como siempre – , pero sobre todas las cosas, organización y autogestión como bandera, siempre.

Como bares, pubs o casas representativas del oeste encontramos algunos “clásicos” como Barcelona en Luján, Guru Bar en Moreno, Detroit Club en Morón, Santana Bar en Ramos Mejía, Bombay Streaming Bar en Castelar, Casa Frida en Ituzaingó y algunos no tan conocidos como La Panadería quemada o la mítica casa del Flaco David, ambas ubicadas en Merlo. Es por eso que decidimos ir hasta la casa del flaco y generar un encuentro para charlar sobre las locuras y variedades que pueden aparecer en las noches under de este sector.

dsc_0073-2

Coco Duarte – Joe Transmision – Albert Pumpkins – Flaco David

En esta misteriosa casa, los que asisten pueden tocar estilos que van de un extremo a otro sin algún tipo de restricción o problema. Muchas veces se da lugar para que artistas lean cuentos o poemas, y también está el espacio para colgar obras fotográficas o de cualquier tipo. Está presente una total libertad en el ambiente. Lo que sucede es que el flaco transmite esa posibilidad a sus visitas y adopta un papel de anfitrión que deja contentos a todos los que caen allí.

Todo comenzó unos años atrás, todo se fue dando de forma natural. Con el tiempo las bandas iban siendo participes de noches que quedarán en el recuerdo. Con respecto a la movida del oeste el Flaco nos decia “A la movida la veo re positiva. Está todo en un cambio continuo. Las movidas artísticas se complementaron, esta buenísimo que se expresen de todas las formas posibles”. 

El flaco contó que años atrás las cosas no eran fáciles para los de la zona. Los circuitos, a diferencia de ahora, no sobraban, eran pocos los espacios que daban opciones para llegar a la música alternativa y había que rebuscarselas para asistir a alguna fecha.

“Hace unos años atrás acá no había nada. Donde escuchábamos algo de música íbamos todos corriendo. La realidad es que no había espacios. Teníamos que morir en Ramos Mejía o ir hasta Cemento (once).”

 

dsc_0026-2

Fotografías por Matías Guiñes.

Dentro del lejano oeste también podemos encontrar sellos discográficos independientes que surgen, justamente, en esta zona del conurbano. Estos suelen funcionar como un apoyo a un colectivo de bandas desde lo que pueden ser grabaciones de discos, su edición y distribución, como también desde acciones más orientadas a prensa, difusión y organización de eventos. Entre los más representativos de la zona nos encontramos con algunos como Magdalena Records, y Ollie Bear Records.

El primero comienza en Haedo, como un proyecto de Fernando Cocó Duarte a partir de su estudio Magdalena Sound Studio, en donde se comenzó a grabar a una serie de bandas de zona oeste como son Folie, Manu Hattom, Lío Domínguez y Salvia – grupo del cual Fernando también forma parte tocando la guitarra – que pueden tomarse como algunas de las bandas más representativas e influyentes de la zona.dsc_0015-2

Ollie Bear Records, por otra parte, comienza en la ciudad de Moreno de la mano de los chicos de Parodia del Absurdo – más específicamente de Felipe y Agustín – con el fin de autogestionarse y gestionar proyectos y brindar ayuda a otras bandas del oeste como pueden ser Corp. Capsula y Una Idea Puede Salvar nuestras vidas.

Como siempre, la idea de hermandad, solidaridad, apoyo y amistad están presentes dentro de la filosofía de los sellos independientes, que llegan para quebrar con ese mito que para ser alguien en la música hay que formar parte de las grandes discográficas. Una vez más, la autogestión y la pasión por parte de estos colectivos, rompen las barreras de lo establecido por la cultura mainstream para visibilizarse, y levantar la voz de las manifestaciones artísticas alternativas que día a día, son más.

Estos sellos propios de la zona – por tan solo nombrar dos de ellos – contribuyen de gran manera a la organización de un circuito musical gigante, del que tal vez no se acostumbre hablar mucho en las plataformas, pero que Cuánta Rock vive de cerca día a día y entiende que desde Luján a Ciudadela la cultura emergente está más presente que nunca.

Otro de los amigos queridos con los que cuenta la zona, y quien también estuvo presente en esta reunión, es Albert Pumpkins, miembro de la anteriormente mencionada Corp. Capsula.

dsc_0085-2

Albert, que comparte la banda junto a Sebastian Argüello y Facundo Boccicardi, charló con nosotros y participó de la siguiente entrevista;

¿Cómo fueron tus inicios con la música?
No sabía tocar la guitarra ni nada, como ahora que no tengo ni idea que acordes toco. Comencé escuchando música en el equipo viejo de mi abuela. Con ese equipo grababa CD´s de bandas que me gustaban que no podía comprarme porque estaban caros y no tenía internet en mi casa para descargarlos. Ahí grabé mi primer cassette de Sonic Youth y Smashing Pumpkins, y música de animes. Tenía una guitarra vieja criolla que era de mi mama, pero no sabía tocarla. A los 13 años fui a una clase de guitarra con un profesor de folclore, a la siguiente me olvidé mi tarea se enojó y nunca volví. Luego me compré mi primer eléctrica y la conectaba al equipo con un cable casero que hice. Solo hacía dos acordes. Al pasar los años fui aprendiendo de mis amigos del barrio que les gustaba el metal, yo era más de la música grunge, hardcore. Nos pasábamos música, aprendí mucho de ellos y sigo aprendiendo de amigos que voy conociendo.

Corp. Capsula fue mi primer banda porque jamás había tocado en vivo, jamás salía del galpón de mi casa, me la pasaba tocando fuerte ahí. Pero siempre aprendí mucho de las personas que nos cruzábamos en cada reci. Somos pobres, pero nos enriquecemos escuchando mucha música y es re linda esa sensación de escuchar algo nuevo que nadie escuchó jamás. Eso te hace sentir especial porque todos somos especiales, eso siempre sentí.

corp11

Corp. Capsula para Cuánta Rock 2015 por Brenda Carballo

¿Cómo está el presente actual de la banda?
Está bien seguimos moviéndonos donde pinte, esto es por disfrutar es lo que nos gusta. Tocar donde sea y como sea. Un día tocas para 3 personas en un bar en el medio de una ruta, otro en una casa todos apretados, felices y saltando hasta que llega la policía y te caga la fiesta, o en lugares caretas, pero todo bien tocamos igual, lo importante es hacer música y pasarla bien. Hacer lo que queres, lo que sentís, aunque cueste y no pensar en los límites. El under no tiene reglas, es un misterio nunca se sabe con qué te vas a encontrar.

¿Qué sentís que tiene la movida de zona oeste que no encontras en otros lados?
Es muy hermosa. Cada movida tiene su magia. La que yo pude conocer del oeste es muy buena onda, nos ayudamos entre sí. Prestar guitarras, amplis o fierros, acompañar a amigos a tomar un colectivo si vinieron de lejos, etc. En casas y bares, centros culturales, clubes a los que fuimos con Corp. Capsula nos sentimos súper cómodos. Hay muchas movidas en el oeste al ser tan grande, en la que estamos hay mucho agite punk rock y pogo para descargar malas vibras.

Está lleno de bandas re zarpadas; Parodia del Absurdo, Kupplung, Una idea puede salvar nuestras vidas, Los planetas rojos, Muff, Chaski Boom, Sexual Dissaster, El Ether de los Siniestros, Magots, Noise, Evil cannibal, Promesas Rotas, Los Chori Pepas, Margatt, Caracoltodo, Imodhium, DIU, Carusox Lombardi, Dualidub, Falso Estado, Finichurris, y muchísimas otras más que están re copadas. Pásenle cabida a las bandas que no tienen tanta difusión por las redes y que se rompen el lomo viajando horas llevando sus instrumentos encima, haciendo lo posible para tocar.

El Crematorio

¿Cuáles fueron y son los lugares de la zona que te marcaron?

La que más me marcó fue la casa del flaco David, donde tocamos muchísimas veces y siempre nos recibió de la mejor manera tanto a nosotros como a todas las bandas que pasaron por el lugar. Conocimos personas increíbles y libres ahí.

También recuerdo lugares como “El garaje de Marcos Paz”, “Dharma”, “Casa Atractiva”, “El Crematorio”, “Casa Tóxica”. Lugares donde los que buscan y aman la música llegan, van a disfrutar de ella y enriquecen su interior. Muerte a la superficialidad que nos venden, sean libres, que se pudran todas las Barbis en el infierno.

dsc_0051-2

Del otro lado de Merlo llegaba Joe Transmision, para aportarnos su opinión sobre la zona y además contarnos sobre sus actuales proyectos. Joe es miembro de Los Planeta Rojo tocando la guitarra.
“La banda se encuentra tocando seguido (tal vez venga un descanso en diciembre de algunos días). Estamos por sacar nuestro disco en vivo en formato físico, que lanzamos este junio pasado de forma virtual. Posiblemente salga CD audio y más adelante también hagamos algunas copias en DVD, la idea es sacarlo en ambos formatos. Y después ya empezando a encarar nuevas Van Jones en las que estamos trabajando pensando en un EP futuro”.

Joe nos contaba que como muchos comenzó a relacionarse con la música a través de la TV y los canales de cable. “Veía vídeos como “Smells Like Teen Spirit” de Nirvana y demás éxitos de los 90s,  y desde ahí empece a escarbar. Como hacen todos por ahí estos locos nombraban a una banda llamada Mudhoney” .  Joe cuenta con su propio proyecto y además también participa de la banda Sexual Dissaster.

Joe, ¿Nos podes contar cuales son los lugares que te marcaron en el oeste?

La casa del Flaco sin duda es un lugar muy especial, donde se generó y sigue generando bastante para las bandas nuevas que arrancan. Es un espacio siempre de puertas abiertas y podes escabiar barato, eso es importante jaja. Después a otro nivel, capaz mas comercial, en Detroit Club también en un momento se vio mucha movida y actividad copada. De hecho “Pánico en Detroit” lo grabamos ahí.

 

¿Vos que pensas que tiene de distinto la movida del oeste?

Así como se dice, el oeste tiene el agite y es verdad, no es un mito. En conurbano vos mandas distorsión y se prenden fuego, pueden hasta ponerse a gritar alocadamente a veces o colgarse a hacer ademanes imitando el instrumento en el aire mientras estas tocando. Eso está buenísimo. Terminar shows re tarde y que muchos todavía sigan ahí y no se quieran ir.

dsc_0075-2

Como nos contaron el flaco, Albert y Joe, lo que pasa en el oeste es muy especial. Y por supuesto, hay varias movidas y muchísimas bandas más de la zona que podemos resaltar como Los Octopus, Amor en la Isla, Los nuevos monstruos, Mejor Actor de Reparto, Oniria y Naive que seguramente, implicarán otro capítulo.

Fotografías por Matías Guiñes