Y si pensabas que las bandas de música adolescente solo eran algunas como One Direction, estabas equivocado. Los cuatro chicos de tan solo 18 años que forman The Strypes comenzaron con la agrupación en 2008, en Irlanda,  cuando tenían solo 11 añitos de edad. Está conformada por Ross Farrelly (Voz principal y armónica), Josh McClorey (Guitarra y coros), Pete O’Hanlon (Bajo y armónica) y Evan Walsh (Batería).

Originalmente, su formación constaba de Josh McClorey, Evan Walsh, Pete O’Hanlon (pero en voz), Jack Hayden en bajo y Conor Bates en guitarra. Pero, a los pocos meses, Hayden y Bates dejan la banda, pasándose O’Hanlon al bajo, y entrando el actual cantante y armónica de The Strypes, Ross Farrelly. Su concierto debut fue un recital de Navidad en la escuela primaria, y, si eso no denota la temprana edad en las que estos chicos empezaron, no se qué lo hace.

219887_209192642436961_7197258_o

Fotografía del 2009

Estos cuatro adolescentes exploran un sonido entre el rock’n roll y el blues, logrando una mezcla perfecta de bandas como Los Rolling Stones, los Beatles, Los Byrds y Chuck Berry, y con alguna reminiscencia de bandas actuales como los Arctic Monkeys, pero manteniendo su base en el rock clásico: “No es nuestra intención revivir la música del pasado, sino tan solo música que nos gusta y que nos influenció”.

Apenas pasados sus 15 años, estos chicos de un pueblito llamado Caven en Irlanda,  grabaron un EP titulado Young, Gifted and Blue, el cual incluía versiones de temas de viejas glorias del blues, como Slim Harpo y Eddie Holland, y la famosa versión del tema “You can’t judge a book by  the cover” de Bo Diddley. Este se consagró rápidamente en el número uno de iTunes, lo cual llamó la atención de varias personas en la industria. Elton John se volvió loco con ellos y los fichó para su compañía discográfica, Rocket Music: “Fue muy gratificante que el apoyo viniera de parte de él.” Es  así que la banda comenzó a cosechar elogios de la prensa y fans VIP, entre ellos personas como Noel Gallagher, Jeff Beck, Dave Grohl y Roger Daltrey.

Al año siguiente, en 2013, sacaron un nuevo single en Mercury Records (parte de Rocket Music), una canción original llamada “Blue Collar Jane“, la cual recibió una gran cantidad de elogios y que acabó siendo reeditada en un doble vinilo de 7 con el single de “Blue Collar Jane” más una cara B con las canciones de “Young, Gifted & Blue”.

Luego de editar dos sencillos – Hometown Girls y What a Shame – The Strypes anunció el lanzamiento de su primer álbum debut: Snapshot. El mismo fue producido por el legendario Chris Thomas, conocido por participar con bandas como Los Beatles, Sex Pistols, Pink Floyd y Queen. “Fue fantástico trabajar con él, es una leyenda, y nos ayudó mucho con los arreglos de las canciones”.

The Strypes actualmente.

The Strypes actualmente.

El título del disco, Snapshot (foto instantánea), proviene de la intención de la banda durante la grabación del disco de recrear su sonido en vivo, de crear una “instantánea” de lo que es la agrupación en el escenario, algo que hizo que la gente los notara en un primer momento. Y esto es algo totalmente logrado: el sonido del disco es casi exacto al que logra The Strypes sobre las tablas.

El álbum contiene 13 canciones grabadas en vivo en el estudio (todos juntos), las cuales exploran un sonido homogéneo de rock’n roll energético de los años 60 y 70, junto a armónicas y guitarras fuertes. Cargados de influencias como Dr.Feelgood y Chuck Berry, la The Strypes están llenos por donde los veas de música del siglo pasado pero con una gran cantidad de frescura: “conocimos esas bandas escuchando la colección de discos que tenían nuestros papas. No fue una decisión consciente, sino que era la música que siempre estuvo a nuestro alrededor”. Entre los mejores temas del material se encuentran el track que lo abre, “Mystery Man” y “Blue Collar Jean”, una canción con una melodía pegadiza y base clásica del rock.

Este año, lanzaron su segundo disco, Little Victories. Siendo el anterior un material un material mucho más crudo y sentando las bases en el blues y rock, este marca un poco un cambio musical en la trayectoria de The Strypes. ¿Cambio o evolución? Tal vez ambas. El álbum editado en el pasado Agosto, incluye 16 temas con un sonido más enfocado a la música indie-rock pero siguiendo la impronta del rock clásico por momentos, por supuesto. Según los miembros de la banda, este álbum es más “heavy rock” que el anterior.

Lo primero que puede cruzarte por la mente al escuchar Little Victories, sea tal vez, a los Arctic Monkeys. Tal vez se deba al acento de Gran Bretaña de Ross Farrelly (voz) y al similar sonido de las guitarras a la agrupación de la ciudad de Shuffle. Pero, siendo este una música un poco más agresiva que la de los Arctic Monkeys, y llamándonos un poco más la atención. Sea similar a lo que sea, no deja de ser fantástico, y entre las mejores canciones de este material se encuentran “Get into it” – el cual abre el mismo – ,“I need to be your only” – una canción un poco más orientada a la vibra rock’n rollera y “Everyday”, un track tranquilo que nos recuerda a bandas como Oasis.

Sorprendentemente, The Strypes visitaron la Argentina el pasado 19 de junio, donde se estuvieron presentando en The Roxy Live. Es así que la banda se encuentra presentando su último disco recién salido del horno por todo el globo.