Letras cortas, y melodías repetitivas y pegajosas es la fórmula que le corresponde a The Vines, un grupo australiano de rock alternativo/garage rock que emergió durante la oleada de bandas de garage rock revival como The Strokes, Yeah Yeah Yeahs, The Libertines, The Hives y The White Stripes a principios de la década del 2000.

La formación original de The Vines surgió en los suburbios de Sídney, a mediados de los 90s, donde Craig Nicholls, Patrick Matthews y David Oliffe se conocen trabajando en un Mc Donald’s y deciden unirse: Craig en voz, Patrick en bajo y David en batería. Como homenaje a los Beatles, The Vines comenzaron su carrera haciéndose llamar Rishikesh, localidad hindú en la que estuvieron en su viaje al subcontinente asiático.

El grupo tocaba covers de Nirvana en eventos locales, cuando desarrollaron su propio sonido a partir del cuarto tema que Nicholls grabó. La banda decidió llamarse The Vines porque el padre de Nicholls tocaba en otro grupo que se llamaba The Vynes, e interpretaban covers de Elvis Presley.

Después de actuar en directo los Vines comenzaron a mandar demos a diferentes sellos con temas como “Factory”, “Mary Jane” o “Country yard”.

Tras girar por Europa, David Oliffe abandonó el grupo antes de grabar su primer LP “Higly Envolved” (2002), porque según el “no le gustaba salir de gira”. Este álbum fue recibido muy positivamente por el público y la prensa británica, quienes lo definieron como una mezcla entre Beatles y Nirvana, “sonidos post-grunge con incisión en la psicodelia de finales de los 60 y algún que otro trazo garajero”. El tema “1969” se destaca, en donde la influencia psicodélica es totalmente evidente y se incursionan dentro del Stoner rock. Se estima que Highly Evolved vendió 1.5 millones de álbumes en todo el mundo. Sin embrago, su single debut no interesó mucho en su tierra natal.

Sus siguientes singles ya aparecerían en el sello británico Heavenly Records, publicando temas como “Highly evolved”, “Get Free” y “Outtathaway!”.

En mayo de 2003, el grupo fue al estudio en Woodstock, Nueva York  con Rob Schnapf en producción, quien trabajo con artistas como Foo Fighters o Beck. Mientras, Craig Nicholls había hablado sobre tener un álbum muy producido, él le contó en marzo de 2004 a la edición autraliana de la revista Rolling Stone, que el grupo decidió aplicar la filosofía del menos-es-más. Dice Criag: “Yo quise que fuese – en mis pensamientos – algo grandioso, con grandes ideas y esta visión sobre las cosas. Pero a la misma vez, eso no significa que algo no pueda ser especial si es precisamente simple. Porque yo pienso que las canciones son lo más importante”.

Y asi es como llega: Winning Days, su segundo álbum. Lanzado a la venta el 29 de marzo de 2004 y debutó con baladas psicodélicas, lo cual desanimó un poco a sus seguidores que estaban acostumbrados a las explosiones tanto en el escenario como en las letras y el ritmo de sus temas, de todos modos en este álbum crean su propia identidad, se alejan un poco de esa mirada de la crítica periodística de ser “Los 2° Nirvana”, y fusionan sus propios ritmos con un estilo único.

Después del terminar la gira de Winning Days, la banda se encontró con etapas difíciles. Winning Days no había tenido el mismo éxito en los escenarios que Highly Evolved y había conseguido una tibia recepción por parte de crítica y público. El cantante principal, Craig Nicholls, se estaba volviendo cada vez más errático y no le permitieron hacer entrevistas a los medios después de varias malas experiencias en el tour por América.

A mediados de 2005, el grupo informó que estaban trabajando en un nuevo tercer álbum de estudio. En noviembre, Andy Kelly, el representante de la banda, anunció que habían grabado todas las canciones que estarían para el próximo álbum: Vision Valley.  La mezcla y masterización de las pistas comenzó en enero de 2006 y finalmente fue lanzado en abril de 2006. El primer corte de difusión fue Don’t Listen to The Radio, le sigue “Gross Out” estuvo lista para descargas digitales el 18 de marzo y fue la primera canción del álbum que se coló en internet mientras que “Anysound” se estrenó con un video subido a YouTube que consiste en animaciones de computadora, como muñecos de plastilina.

Después de firmar con Ivy League Records y abandonar a Capitol Records, The Vines regresaron al estudio a mediados de noviembre de 2007, con el productor de Highly Evolved y Winning Days, Rob Schnapf, en Los Ángeles para comenzar la grabación de su cuarto álbum de estudio, Melodía.

Las grabaciones del bajo y la batería fueron incluidas en las 15 canciones en el cuarto álbum que fue completado en diciembre de 2007, luego de un trabajo de grabación de 5 días. En marzo de 2008, NME divulgó que el cuarto álbum de estudio de The Vines había sido completado durante marzo de 2008, con una tentativa fecha de salida en junio de 2008 para Australia.

A pesar de las críticas negativa por parte de la prensa, el álbum tuvo gran recibimiento por parte del público indie-alternativo. Durante el tour de lanzamiento de este nuevo álbum en octubre del 2008, el estado mental de Nicholls obligó a la banda a cancelar sus presentaciones: El cantante fue a juicio por cargos de violencia, intimidación, resistencia a la autoridad y asalto ocasionando daño corporal pero fue absuelto al confesar que padece del síndrome de Asperger, que afecta directamente al comportamiento del ser humano lo cual podría explicar algunas de sus actuaciones en vivo que terminaron de manera desastrosa.

Al momento del juicio, la banda emitió un comunicado en el que decían que “las condiciones mentales de Craig Nicholls se han deteriorado extremadamente rápido durante el mes pasado, hasta el punto de que necesita ayuda inmediata y durante un largo período de tiempo”.

Una vez recuperado,  vivito y coleando, Nicholls vuelve al ruedo con la banda y lo dejó asentado en el material lanzado en  febrero de 2010 bautizado Future Primitive. En una entrevista, el cantante habla sobre su condición y dice que “Si no tuviera la banda o no tuviera la música no sé que haría. Ha sido lo que me ha salvado de verdad. No puedo ignorar su importancia… Siempre pensé que todas estas canciones vienen del aislamiento y la desesperación. Prefiero vivir como un niño, lo más libre posible de responsabilidades.- La verdad es que difícilmente veo a alguien nunca… Nunca he sido muy sociable… Así que estoy un poco fuera de todo y me siento como un freak. Pero por dentro sé que estoy siguiendo mis instintos así que… Está bien.”

El 30 de marzo de 2012, The Vines página de Facebook cambió su foto de perfil a una sola foto promocional inédito de Craig, dando a entender que él es ahora el único miembro de la banda. Los rumores se confirman dos años después, un 2014 que trae consigo el sexto álbum de la banda con Craig como único miembro fundador de la banda que permanece en ella. El material se titula “Wicked Nature” algo asi como “Naturaleza retorcida”, que se caracteriza por ser un disco doble de 22 temas rápidos y crudos que recuerdan a los inicios de la banda, pero manteniendo a lo largo del disco una coherencia entre sí, reflejando la etapa de madurez que ha alcanzado el grupo.

Sin duda alguna esta bueno seguirle el rastro a este grupo liderado por un australiano que chilla de manera frenética, porque demostró que se pueden superar adversidades internas, y seguir adelante a través de la música.-