Nuevas Olas

Las nuevas olas que nos inundan con su frescura. Nuevas bandas van apareciendo cada vez más, el público ya no tiene excusas para elegir. No podemos negar que el cambio tecnológico sea el culpable de esta razón. Mas allá de eso, vemos que las nuevas olas despiertas en esta década son infinitas. Eso se lo podemos atribuir a la libertad de estilos musicales que se presentan ahora, quizás también impulsados por la tecnología que le permite a nuevos grupos incorporar otra variedad de instrumentos.

Lo mejor de estas nuevas bandas es que podemos tener acceso a ellos, estar conectados siempre con su música y sentirlos de otro modo.

Facundo, Laura, Esteban y Manuel, son cuatro chicos de bandas nuevas que forman parte de sonidos que aparecen en la escena alternativa propuesta hoy, o mejor dicho, que nos presentan ellos mismos. A pesar de eso cada uno de ellos llegó a la música de diferente modo.

16
Fotografías por Brenda Carballo

Por el lado de Esteban, tuvo su primer contacto con la guitarra criolla, según él era un desastre, pero una maestra de su colegio en San Justo lo incentivó a seguir y comenzó a tomar clases. Participó de varios proyectos con su hermano Fochi, con quien siempre tuvo una relación muy cercana, en donde se entienden a la perfección; por lo que decidieron armar su propia banda, “Surfing Maradonas”. 

Este dúo de hermanos tiene un sonido noise-alternativo que desgarra los oídos con tanta crudeza que logra transmitir una energía especial. Hace poco lanzaron su disco Terrorismo Iluminati, e hicieron la presentación oficial en el salón Pueyrredón. Ahora tienen planes de irse a tocar a Paraná.

Laura empezó con la música a los 18 años cuando se compró una guitarra, con la cual comenzó a tocar sola y a hacer canciones. Luego fue parte de un Circo (una especie de freak show), donde ella tocaba en algunas partes de la obra y cantaba. Ese fue su primer contacto con el público. Fue una experiencia que la fascinó, de hecho, se quedó tan manija que quiso hacer su propia banda. Poco después se fue formando su primer y actual proyecto.11

“Todos Los Problemas” surge de la conexión de un par de chicas que se juntaron a partir de una búsqueda en común. La banda de estas cuatro alegres muchachas tiene un estilo muy particular que podría definirse como punk con reminiscencias al hardcore, pop y la mezcla de todo eso.

La banda con poco tiempo de existencia ya logró encontrar un lugar dentro de la movida under, compartiendo shows con varias bandas amigas (El mes pasado compartieron la fecha de Niceto con Los Rusos HDP) y cautivando a sus primeros seguidores. Actualmente están grabando su disco, están en la etapa de mezcla. Mientras tanto se siguen presentando en varias fechas, su próxima presentación será este sábado donde van a estar tocando con Indies Puestas y Amazonas de Vulkania.

Facundo hoy por hoy es parte de dos bandas, “Ella Nada Todo Los Estilos” y “Campos de Marte”. Él empezó tocando el saxo cuando tenía aproximadamente unos 8 años. Un día escuchando Memphis, La Blusera notó que había una saxo, eso le llamo a atención, entonces su familia le regaló uno.

Fueron varios años los que estuvo con ese instrumento, como hasta los 15. Al poco tiempo se encontró con una guitarra de su hermana olvidada en su casa, entonces le pidió ayuda a su amigo Javier para que le dé una mano y le enseñe a tocarla.

Con respecto a una de sus bandas, Ella Nada Todos Los Estilos, la banda compuesta por Javier (Batería), Gustavo (Guitarra), Facundo (el otro Facu, en Bajo) y él (Guitarra y Voz), arrancó el año con buenas presentaciones, estuvieron en Roxy, MOD, El Emergente y en Detroit Club(Morón).

Por el lado de Manuel, proveniente de La Pampa, desde muy temprana edad tuvo contacto con la música, más que nada por su padre, también rocker, a través del cual escuchó los mismos discos que lo formaron.

“La curtí desde muy pendejo. El otro día hablando con unos amigos les contaba que tenía recuerdos de llegar de la escuela en séptimo grado más o menos y escuchar a The Clash, The Smiths y toda esa onda. Curtí mucho internacional en ese momento, y fue ahí en donde surgieron un montón de influencias que empezaron a formarme musicalmente.”

Luego de terminar el colegio se vino para Buenos Aires. Ahí comenzó a tener contacto con música más nacional y a entender un poco más lo que tiene que ver su identidad cultural  “de donde uno viene, del legado que hay que dejar, de esto de transmitir lo que somos de la manera más sincera posible”.

Pero Manuel no llegó solo, sino con sus amigos, todos se vinieron a estudiar. Con ellos armó “Las Sombras”. Los primeros inicios de la banda se comenzaron a gestar en La Plata, porque dos de los integrantes estaban ahí y otros dos en Buenos Aires. De este modo fue como se fueron metiendo de a poco en la escena local.

Estos cuatro jóvenes participaron de un picnic al aire libre en una noche fresca mientras de fondo se escuchaban los reclamos de los vecinos de Almagro. Con la mejor onda nos contaron varias cosas y estuvieron charlando sobre distintos temas con Cuánta Rock.15

 

¿Qué valores encuentran hoy en día en la movida?

Facundo: Hay mucha cosa de amistad y solidaridad en esta cuestión de ‘todos tiramos para adelante’, de compañerismo y de amistad genuina. Ya las cosas están interpeladas con lo que es el ‘negocio’ de la música en donde todo el circuito quizás más under no es que vemos flotar millones de dólares, así que creo que ahí aparece verdaderamente el espíritu de hacer las cosas por el mero gusto y en donde compartimos con otras personas hacer música,  que es lo que queremos todos.

Laura: Siento que hay cosas muy copadas como cosas bastantes chotas. Hay mucha competencia a veces, eso depende de la actitud de las personas. Hay gente que solo se luce y de eso hay mucho. Pero rescato que hay gente que si se expresa, busca conectar. Esta bueno conectar. Es difícil encontrar bandas con valores parecidos. Mi principal objetivo es tener un lugar donde expresarme, experimentar, jugar y sobre todo aprender. Para mi es esa la onda, estar siempre aprendiendo.

Esteban: Yo veo cosas muy positivas, hay montón de gente laburando, un montón de bandas. Después tenes algunos conflictos entre quienes manejan los lugares que es a parte.

Manuel: Me da la sensación que están muy marcados los valores entre la gente que quiere generar esto, y la gente que solamente le interesa ‘la mayonesa’ por decirlo de alguna manera. Nosotros tenemos un par de amigos con los que nos juntamos a tocar en varias fechas y empezó a suceder esto, esta cuestión de la amistad, de querer compartir una actividad más allá de lo musical, del encuentro, en definitiva del compartir. Ha pasado un montón de veces que vos terminas de tocar y la pasas tan bien que lo que importa es eso, el encuentro, compartir con tus amigos, algo que es totalmente sincero.

¿Sienten la libertad de expresarse a través de diversos sonidos y estilos?

Facundo: Ella nada todos los estilos. Sí, la música independiente o alternativa presta eso de rozarte o coquetear con diferentes sonidos. Hacemos lo que nos sale, lo más genuino posible. Queremos generar música lo más honesto que salga, y entre todos construir para que salga un todo coherente y medianamente bello para la audiencia.

Esteban: Si, totalmente, inclusive ese es el concepto de nuestra banda. De repente hay aperturas de fechas con bandas que nada que ver, está bueno que se rompa todo.

Manuel: Nosotros sí sentimos libertad, pero no somos personas que haríamos cualquier tipo de cosa. Nos conocemos hace tanto tiempo que ya sabemos que es lo que le gusta a cada uno y no somos personas que van a tratar de romper con esa cuestión.  Más que libertad son límites que nos ponemos en base a los gustos que tenemos. Entonces uno trata de hacer cosas que les guste a todos dentro de la banda. Si a nosotros cuatro nos gusta, vamos para adelante. Antes eso se trabajaba un poco más, y ahora es como que ya sale espontáneamente.

Laura: Si, y por eso es difícil definir que género somos. No quiero poner un género y tener que hacer tal cosa. Yo me aburro de un estilo. A veces tengo ganas de estar tranquila con el ukelele y otras quiero agarrar la guitarra eléctrica y ponerme a gritar. En la banda estamos a favor de eso, ninguna está cerrada en algo.

¿Cómo sienten la música en Argentina, se consideran parte de la nueva ola?

Manuel: Nosotros la estamos pasando muy bien en este momento, más allá de la banda, también como espectadores. Están surgiendo un montón de bandas o  ya surgieron que nos gustan mucho la propuesta musical que ofrecen, como Gualicho Turbio, Prietto, Los siberianos, son bandas que despiertan algo completamente nuevo y diferente y nos llaman mucho la atención. No sé si nos consideramos parte de la nueva ola, no sabría decirlo, pero lo que si sé es que cuando terminamos de tocar a la gente le gusta y te lo dice.

Facundo: Hay claramente una nueva corriente cultural. Surgieron muchos espacios, algunos otros se cierran, pero siento que hay indiscutiblemente un consumo y movida en todos lados. En todos lados está surgiendo algo, están sucediendo cosas en todo momento y a toda hora. También hay una sobreinformación y saturación pero a la vez estoy contento de que haya espacios para que cada uno presente lo que le gusta hacer.  Si la nueva corriente significa gente que quiere hacer lo que le sale de la manera más honesta posible, creo que somos parte de esta nueva movida.

Laura: Puede ser, un poco sí, porque vas conectando con nuevas bandas. Tuvimos la suerte que nos invitaron a las fechas donde tocamos. A penas empezamos a tocar la gente nos decía de ir a diferentes lugares. Eso me pareció muy raro ya que es mi primera banda. En ese sentido es buenísimo, por eso nos sentimos parte.

Esteban: La verdad que no sé. Supongo que somos parte, estamos acá haciendo algo. No sé si aportamos mucho o poco, pero estamos. Con respecto a la movida, sabemos que hay, hay sellos, hay bandas. Estaría bueno que se conecte cada vez mas todo.

Manuel, contanos como es la movida en La Pampa..

Manuel: La Pampa tiene una buena movida de rock. Hay muchas bandas dando vuelta de muchos estilos, entonces ya de pendejos nosotros tocábamos ahí, y estaba bueno que hubiera un circuito porque de alguna manera eso generaba que te pusieras las pilas. Pensabas ‘bueno, voy a tocar acá y voy a hacerlo de la mejor manera posible porque nadie es ningún boludo’, y siempre desde pendejo se curtió eso de hacer las cosas de la mejor manera posible. Yo pensaba que era así en todos lados, pero hablando con gente que me encontré acá en Buenos Aires que también son del interior, me di cuenta que no sucede en todos lados. No es que todos los lugares tienen circuitos de rock. Y a mí que hubiese una especie de ciclo en La Pampa no me sorprende porque yo crecí ahí, y de pendejo siempre se curtió. Mi viejo es de ahí y tenía banda y se respiraba eso también en ese momento.

¿Con qué otro tipo de arte se sienten cómodos?

Esteban: Me gusta la literatura, el cine y el dibujo. Me interesan diferentes cosas. Por una cuestión de facilidad consumo bastante cine y series.

Laura: Soy adicta a dibujar, no puedo estar sin un cuaderno encima. Me empecé a conectar a los 13, de a poco lo fui perfeccionando y cada vez siento que conecto más. Estoy estudiando animación y aprendiendo diseño para tatuajes. El dibujo es mi manera de escapar un poco.

Manuel: Con el arte audiovisual. Yo estudio diseño de imagen y sonido en la UBA, ya me estoy por recibir, e intrínsecamente lo musical está todo el tiempo ligado a eso. Continuamente te nutrís de ideas, y en mí se articula de las dos maneras, si bien nunca he logrado mezclar completamente las dos. Muchas veces surgen ideas que vienen de lo visual, como por ejemplo el nombre de la banda, Las Sombras viene de algo estrictamente visual que es la primera proyección de cualquier tipo de cosa, donde hay algo la primer cosa que se proyecta es la sombra. Es inmediato.

Facundo: El cine. Sin ir más lejos hay un tema en nuestro disco que se llama Danny Boyle – director de cine – y entre todos compartimos el gusto por el cine y en general congeniamos bastante bien, todo sale de forma muy espontanea.

¿A qué creen que aspiran los jóvenes de esta generación, quienes los van a ver o los que consumen esta movida?

Facundo: Yo creo que esto de ir a compartir un sentimiento común. A veces me pasa a mí también yendo como espectador a ver las nuevas bandas. Creo que a veces es alguien que se siente identificado con el mensaje que plantea la movida. También a veces me asombro cuando voy a ver a El Mató de cómo pueden generar un mensaje tan honesto y tan simple  y a la vez tan contundente que llega de manera que interpela a la audiencia de una forma tan palpable, porque es una poesía muy cruda. Funciona y la gente lo siente. Siento que la gente va a buscar eso, algo con que identificarse, disfrutar y también hay una gran cuota en todo esto de la amistad.

Esteban: Siento que están buscando algo por fuera de la movida mercantilista. Yo creo que buscan algo de lo diferente. Ellos deben pensar “No puede ser que la vida sea esta mierda”. Se preguntaran “¿Que pasa con todo lo demás que no tiene cartelería en la calle o no sale en el prime time de la TV?”. Sin duda lo que predomina es la búsqueda.

Manuel: Yo creo que la gente que va a ver este tipo de shows, sus sueños están ligados intrínsecamente a la música. Ya sea porque te gusta la música o porque querés tener algo así, o te interesa y vas a ver qué es lo que el otro hace. Yo creo que uno va a ver lo que le gusta, lo que en algún punto repercute en vos. Hoy en día es muy complicado saber lo que a uno le sale bien. Con tanta información y tanto de todo me da la sensación que se complica saber quién uno realmente es o qué es lo que uno realmente quiere hacer.  Creo que tiene que ver con eso, con descubrirse a uno mismo.

Laura: ¿Vieron la canción “Los Pibe” de Los Rusos?, lo siento un poco así. Siento que la gente se vuelve cada vez más robótica. Eso de acostumbrarse a tener un laburo que no te gusta y satisfacer necesidades de otros.  La juventud es un momento bisagra en donde vos podes buscar hacer lo que quieres o quedarte a complacer a los demás.

¿Ustedes como banda como creen que influyen en la nueva generación?

Facundo: No está tan premeditado, queremos generar lo que nos surge de la forma más honesta que podamos y cada uno aportado y hacer eso que nos gusta. Aportar nuestro granito de arena.

Manuel: Realmente no lo puedo poner en palabras desde mi boca porque no lo sé certeramente pero lo que la gente se ha acercado a decirnos es que les ha pegado mucho las canciones por la letra y por el tipo de música. Nos dicen que parece como un estilo de música antiguo, de los 60 o 70, y creo que de alguna forma funciona para despertar esa imagen y ese mundo antiguo. Es como una película en algún punto. Mucha gente también nos ha dicho que les gusta el disco pero que el show les parece mucho mejor, que la banda suena mejor en vivo, que les despierta esta cuestión de show. Personas también me han dicho que están cansados de ir a ver a bandas que toquen lo mismo que está en el disco y que no haya una diferencia entre lo que está en el disco y el vivo. Creo que viene por ahí.

Esteban: Tratamos de sacudir, sacudir lo que está impuesto, tiene que ver con esa cosa de que está todo muy naturalizado. Tenemos el objetivo de tocar lo más fuerte que podamos, en todos los sentidos.

Laura: Más que nada creo que la idea siempre va a ser jugar. Tener libertad de crear lo que quieras. Todos pueden cantar, si queremos cambiar de instrumento también lo hacemos. Eso me parece que es bueno. Jugar sin objetivo no siempre tan claro. Descargarse.

¿Sienten que hay problemas a la hora de meterse en la movida?

Esteban: Como les decía, hay conflicto entre gente que quiere hacer algo por la música sin buscar ningun interés y los bolicheros o aquellos famosos buitres que siempre están.

Laura: Nosotras somos una banda de minas, nos ha pasado que nos han empezado a gritar cosas, no nos escucharon, y eso fue feo. En ese sentido tuvimos un par de problemas. Y después si no te moves mucho, o si no grabas no difundís, no conseguís nada. Uno tiene que bancar lo que hace.

Manuel: Nosotros tuvimos muchísima suerte con eso, porque conectamos de toque con gente. Al principio hemos tocado en lugares muy chicos y para muy poca cantidad de gente pero que justo había alguna persona que le gustó y nos empezó a ayudar muchísimo, entre ellos Luis Balcarce y Tomás Balcarce que son los chicos del sello Queruza , y nos dieron una mano completamente enorme al editarnos el disco. También nos consiguieron fechas que nos funcionaron de la mejor manera. A nosotros no se nos complicó, pero todo lo que logramos lo logramos tocando, nada hablando. Siempre de pura leche que a fulanito de tal le gustó.

Facundo: Hay una sobresaturación de flujo de información, la gente no consume tantos discos, y estamos pasando por un momento económico en donde a la gente se le dificulta llegar a fin de mes y capaz eso genere que no vaya a ver una banda por más que sean 100 pesos o lo que fuere, todo eso se torna un problema. Y después para entrar en la mayoría de los lugares necesitás palanca, y hay mucho amiguismo dentro de los sellos pequeños también.

5

FOTOGRAFÍA: BRENDA CARBALLO
PRODUCCIÓN CUÁNTA ROCK
Previous post
Folie
Next post
Viajo en Silencio, Kalvich

1 Comment

  1. Milton
    agosto 17, 2016 at 12:50 am — Responder

    Excelente nota. Los chicos nos dan de comer. Ellos vinieron para reivindicar a los grandes cuando creíamos que estaba todo perdido.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Widget Support

SHARE

Nuevas Olas