Digitalizada

Encerrada, dentro del aparatito, sin tocarla. Claro, es música. Quizás estábamos más acostumbrados a tener un formato físico en la mano. O por ahí, parte de lo sensitivo del tacto en su forma nos atraía. Ahora hay quienes sienten esa especie de impotencia por no poder tenerla como antes, pero muchos se hacen una hermosa panzada gracias a la accesibilidad. Está digitalizada, la tenés en cantidades inimaginables, con bibliotecas llenas de cosas por descubrir y sin barreras geográficas.

La encontramos dentro de miles de plataformas nuevas que nos inducen a escucharla ahí. Con un negocio de acumulación de oyentes detrás, vemos como cada espacio quiere conquistarnos. Está claro que el streaming musical no solo cambio las reglas del juego a la hora de escuchar, sino a la hora de ser participes como músicos de este nuevo orden. Ya no solo sufrís por los acordes fallidos, sino también porque se te caen las visitas mensuales.

Los posicionamientos ahora se dan de formas instantáneas, a través de algoritmos organizados en base al gusto de millones de suscriptores. Un público que sale a sentir su música de otra forma, en donde los gustos están planteados como aldeas en donde todo lo que te rodea está bien, es como vos, como lo que escuchas. ¿O por momentos como lo que te hacen escuchar? -Eso no va a cambiar y lo sabemos.- Más allá de la actividad pasiva o activa que podes tener, hay herramientas que nos facilitan la vida como público; el fenómeno de las playlist, los beneficios de las cuentas Premium, las descargas offline, entre otras.

Pero así también está naciendo una nueva generación de artistas, con su obra totalmente digitalizada, sin necesidad de estar esperando poder romper un chanchito para lograr materializar ese disco tan soñado, con s de sacrificio.  Los lanzamientos digitales son quienes mandan, quienes hacen dar cuenta de que la forma de trascender cambio.

Lo mismo sucede con las tiendas de música, en donde las encontramos a través de links y nos envolvemos en el espacio realizado para comprar y vender desde nuestra comodidad. Si es que estás dentro de los afortunados que lucran con su linda music.

Más allá del cambio en los modelos de negocio de la música, Cuánta Rock presenta una producción para dar cuenta nostálgica de esta relación actual que se vive con lo musical y lo digital.

 

PARTICIPACIÓN Y COLABORACIÓN ARTÍSTICA: LARA LUJÁN
MAKE UP: Sedevenir
FOTOGRAFÍAS POR @fuegovanguardia
 
Previous post
Escucha lo último de Parodia del Absurdo, "+kras"
Next post
archipiélagos

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Widget Support

SHARE

Digitalizada