Victoria Ferreira de La Tangente

La Tangente es uno de los venues jóvenes que está hospedando tanto a la música independiente, como a las tendencias del momento, artistas de diversos géneros musicales; rock, pop, jazz, tango, folk, electro. El espacio creado el 20 de Diciembre de 2016 cuenta con una propuesta variada en su programación, una sala para 150 personas, y además convive tranquilamente con su siamés Congo, espacio pegado conjunto.

Una de las cosas que más llama la atención del centro cultural ubicado en Honduras 5317, es su estética y  sofisticada imagen. Seguramente todes les que fueron alguna vez, se detuvieron a mirar la iluminación, se asombraron por la calidad de su sonido y pudieron ver en escenario una propuesta fiel. Todas estas posibilidades son fruto de mucho trabajo, ya que antes el espacio era un local venido a menos utilizado como taller.

La Tangente fue formada por varios colaboradores, entre ellos Hernán Caputto, uno de los fundadores de Niceto, y también por el músico Kevin Johansen, del cual se nota la influencia musical en parte de la programación.

Cuánta Rock se acercó hasta el club de melómanos, como llaman a La Tangente, y tuvo la posibilidad de charlar con Victoria Ferreira sobre el espacio y rol que ella desempeña.

Victoria es periodista. Trabajo 8 años en DMAG, medio donde conoció a un montón de gente del mundo de la música. Luego, incursionó en la organización de eventos sumándose como colaboradora en un ciclo que se llevaba a cabo los días miércoles en el ya inexistente Río Café. Actualmente es la programadora de La Tangente, proyecto del cual forma parte desde que estaba en obras.

A continuación disfruta de la entrevista junto con unas fotos de Gonzalo López, quien registró fotografías de distintos shows en el venue.

Show Sambara
Show Sambara

Unas de las cosas que más llama la atención de La Tangente es su diseño ¿Cómo fue pensada la estructura y estética del lugar?
En todo lo que es equipamiento para el armado se trabajó con los mejores de la industria. Gente muy buena en lo que hace, se encargó de todo el armado tanto de luces (Ariel Troncoso), como de sonido (Pachi). En el día a día hay operadores manejando sus equipos, en lo que es sonido tenemos a Gómez, que es una de las piezas fundamentales para que este lugar tenga la buena reputación que tiene. Es impecable el laburo que hace. Con respecto a las luces, tenemos muy buenos equipos para el tamaño del lugar. Se luce mucho, cuando se está viendo un show, las luces son un gran complemento.

¿Cómo vivieron la primera fecha oficial de bandas?
Teníamos todas las garantías de que iba a sonar bien, pero hasta no sentirlo en el momento era como una ilusión. A penas abrimos fue bastante rápido como empezamos a cubrir agenda. Todos querían tocar, así que instantáneamente salieron corriendo a pedirme fechas. Me acuerdo que la primera fue la de Entre ríos y Juan Stewart. Fue muy emocionante ver la cara de la gente, flashando con las luces, y con el sonido sarpado del lugar.

Flyer del primer ciclo en La Tangente (Febrero 2017)

Algo que me acuerdo es que esa noche en Congo (espacio conjunto), teníamos una fecha de samba brasilera. Lo que llamó mucho la atención, es que ahí me dí cuenta lo bien acustizado que está el lugar, porque no se escuchaba absolutamente nada lo que pasaba de un espacio a otro. No se mezclaba para nada la música.

¿Cómo es la convivencia con los venues aledaños?

Estamos en una cuadra que con respecto a los otros espacios, no tiene mucho que ver con nosotros. Tenemos por un lado bares after office y otros tipos de clubs nocturnos. Por un lado eso está bueno, pero por otro en ese sentido no nos suma el entorno. Nuestro público pasa específicamente para venir a La Tangente.

Show Tirman Kid

Algo que está sucediendo es que hay personas que vienen a comprar tickets para diferentes shows. Algo que no es tan fácil de lograr, ya que es tan variada la propuesta. Es el elegir el lugar.

¿La propuesta es variada por algo en particular?
No podemos ser reducidos, nos interesa tener gran circulación de bandas. Por eso acotar la propuesta, nos impediría poder abrir tanto. Por otro lado, algo positivo, es que desde el año pasado en Congo también se permite que toquen bandas. Eso nos permite a la hora de evaluar una propuesta, quizás tener dos opciones para proponerles.

Siempre digo que hay tres grupos. Uno es este nuevo indie compuesto por bandas como BrÖder , El Zar, Isla De Caras, Telescopios, entre otras bandas que re banco. Son personas hermosas para trabajar,  todos muy divinos, es un placer.

Show BrÖder

Por otro lado, hay cosas más del rock de trayectoria. Por ejemplo tocaron Los Brujos, que me vuelve loca de que toquen acá porque yo cuando era chica los escuchaba, Valle De Muñecas, Fantasmagoría.  Artistas que tocan hace 20 años y está re bueno que toquen en La Tangente.
Después hay todo un estilo de cantautores como Juan Rosasco, Martín Buscaglia, Ine Güemes. Hay propuesta para otro público más grande, vienen cosas de tango, música cubana, géneros latinos.

Si bien la programación es variada, se imaginaron que iba a ser un espacio reconocido por tantas bandas del estilo indie.

Si, un poco por el tamaño, porque una banda muy consagrada no puede tocar acá, porque le queda chico. Es ideal para una banda que está empezando a tener su propio público. Supusimos que iba a hacer ruido, porque confiamos mucho, y porque todo se hizo con la mejor calidad. De todos modos también hay fechas más convocantes que otras. No podemos pretender que todas las fechas que hacemos sean sold out..

Lo que es siempre difícil es decirle a las bandas que no, que lo entiendan y que no sientan que las estamos snobeando. Hay muchas bandas que quizás no tienen un registro de cuantas personas tienen como público. Nosotros de a poco fuimos afinando el ojo para ver qué cosas eran afines al perfil de La Tangente.

Show Morbo y Mambo

¿Las decisiones de la programación se toman entre muchas personas?

No, muchas personas no somos. De hecho somos pocos. Las decisiones de programación las tomamos entre Hernán (Caputto) y yo. Quizás yo intervengo más con el mundo indie del rock o electrónico. Hernán está más metido en todo lo que es folk music, reggae, tango. Entonces vamos haciendo como un mix en conjunto. A su vez recibimos muchas propuestas de managers o de sellos, con los cuales tenemos un vínculo y confianza mutua.

Con respecto al primer año (2017), ¿Cuántas fechas pudieron meter?

En el 2017 hicimos 300 fechas, sin abrir en Enero, y comenzando lentamente en Febrero. A partir de Marzo empezamos el ritmo de varias fechas. Llegamos al promedio de 30 fechas mensuales. En lo que va de este 2018 estamos superándolo por lejos.

Show Morbo y Mambo
Show Morbo y Mambo

¿Cuáles fueron las épocas que más propuestas y pedidos de las bandas tuvieron?
Las fechas que más me piden son Abril, Septiembre, Noviembre y Diciembre. Los meses picos por así llamarlo. En Enero y Febrero no quiere tocar nadie. Lo más loco es que las pocas fechas que hicimos en Enero 2018, la mayoría agotaron entradas. Es un mito o un capricho de no querer tocar en verano por esa creencia de que no te viene a ver nadie si tocas. No es real. Todo el mundo quería tocar en Abril, es el mes en el cual quieren arrancar el año.

Seguramente tienen varias cosas en mente a la hora de programar, como por ejemplo las otras fechas que la escena ofrece.

Este año Marzo fue complicado por la cantidad de shows internacionales. Lollapalooza con todos sus Sideshows, Depeche Mode, y demás. Eso aniquiló el bolsillo del argentino promedio. Entonces tuvimos que pensar mucho más la programación para que no se pisara con las otras propuestas.

Ahora estoy más canchera con encontrarle la vuelta a los días y horarios, así como también a los públicos y géneros musicales, a la variedad.

Show BrÖder

¿Con cuanto tiempo de anticipación programan la agenda del espacio?

Tratamos de no cerrar todas las fechas tan a futuro, para tener la posibilidad de incluir nuevas propuestas que aparecen.  Por eso la idea es no planear la programación al cien por cien con tanta anticipación. Tampoco me gusta tener que estar anunciando la fecha dos semanas antes, porque hay bandas que la tienen que remar un montón. Venir a buscar las entradas, repartirlas entre sus conocidos, anunciarla la fecha, difundirla. Aunque  ojo!, hay algunos casos que se agotan en enseguida. Dos meses es lo ideal para cerrar como mínimo. Quizás más tiempo es demasiado.

¿Sentís que es un buen momento de la escena musical para que La Tangente exista?
Siento que sí, pero tampoco lo puedo comparar con otros momentos. Este es el momento en el que yo estoy acá, no sé como era antes. Hay mucha gente que dice que es un buen momento, por lo cual si muchos lo dicen debe ser así.

A mí me pasa que todo el tiempo escucho cosas que me encantan, y no sé si siempre habrá sido así. Hay formas mucho más fácil de acceder a la música, entonces es un poco más simpre para orientarse sobre que escuchar de todo lo que hay. Hay cosas para las cuales siento que ya estoy un poco vieja, como el trap (risas). Siento que estoy medio out, pero sin embargo estoy al tanto de que está sucediendo. Es inevitable.

Por un lado hay un montón de cosas, pero por otro lado está difícil la situación económica, hay que remarla un montón. Para la música no hay mucha plata. Hay que hacer un súper esfuerzo, somos muy pocos haciendo mucho para que esto suceda. A veces digo “qué bueno que es mi laburo”, pero tengo una súper responsabilidad de que todo funcione.

Show Tirman Kid

¿Cuál es la idea, futuro y visión para el espacio?
Mi idea y sueño es que la gente venga a ver un montón de cosas, que se arme una comunidad, que de a poco estamos creando. Pero también me gustaría que haya más expresiones culturales, además de lo musical. Que crezca desde las actividades, que haya cosas para hacer todo el tiempo, y la gente se vaya con buenos recuerdos.

 

FOTOGRAFIAS: GONZALO LÓPEZ
Previous post
Hágalo Usted Mismx
Next post
Bruno Charadía de Mermelada de Morcilla

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Widget Support

SHARE

Victoria Ferreira de La Tangente